√ CONSEGUIDO

mujer okLlega enero y el momento de estrenar la agenda es, también para mí,  el momento de los buenos propósitos para el año que empieza. No obstante, en esta ocasión, no voy a escribir sobre los propósitos, hoy  quiero poner el foco en algo distinto.

En lugar de o mejor dicho, antes de, marcarme objetivos para este año, me he propuesto hacer  el ejercicio de identificar los objetivos que conseguí el año pasado.

Ya hemos comentado alguna vez que tenemos una tendencia, casi natural,  a buscar lo negativo, el error, lo que nos falta; tendemos a ser muy conscientes de lo que no tenemos, de lo que no pudimos lograr. Si pregunto ahora qué objetivo no conseguiste el año pasado casi seguro que puedes decir dos o tres. Incluso hay gente que renuncia a marcarse propósitos para este año porque “total, nunca los cumplo”.

Por eso considero necesario, por un momento, detenernos a pensar y “obligar” a nuestra mente a reflexionar sobre lo que sí hemos conseguido.

Siendo conscientes de lo que sí hemos conseguido nos costará menos diseñar nuevos propósitos que nos iluminen en nuestra vida en el 2015.

He hecho la reflexión y aunque me ha costado empezar, después de un rato la lista de mis “conseguidos” ha sido más larga de lo que me esperaba.

Os comento, a modo de ejemplo, algunas de las cosas que he conseguido el año pasado:

  • He “descubierto” que puedo hablar francés. Superar una creencia limitante sobre mi incapacidad con este idioma, ha sido un gran logro.
  • Mi certificación por la ICF
  • Correr la san silvestre de 5 km
  • Hacer la pagina web y desarrollar el blog
  • Aprender cosas nuevas sobre la nutrición deportiva
  • Recuperar el hábito y el gusto de escribir

La lista continúa y es bastante larga…En el fondo si lo pienso, estos “conseguidos” superan con creces lo que me planteé en el 2014 o quizás simplemente los llamaba con otro nombre.

Lo más difícil, al hacer la lista, ha sido enfrentarme a algunos pensamientos malignos que surgían justo cuando estaba a punto de escribir cada logro. En su mayoría empezaban por alguna de las siguientes frases:

-Sí, pero…

-No es suficiente…

-A ver cuánto dura…

Al “sí pero” lo vencí convirtiendo el pero en un “y”. “Si pero todavía me queda mucho por hacer en la página web”… lo he convertido en un: “Si y ahora me planteo el siguiente paso en el desarrollo de la web para el 2015”.

“No es suficiente”  fue el más duro para mi, soy de naturaleza y educación exigente, aquí he tenido que vencerlo aplicando una pregunta. ¿Cómo sería para que fuera suficiente? Si la respuesta es corta tomo nota para el año que viene, si la respuesta es infinita, he sabido que me encontraba ante un “boicoteador de conseguidos” y lo he descartado.

El “a ver cuánto dura”, salía con una sonrisa triste y mecánica fruto de mi antigua forma de pensar. Me recuerdo entonces que es un mecanismo de defensa que ya no necesito. Ya no necesito protegerme de una desilusión futura. Si llega la desilusión la aceptaré y si no llega…también.

La vida es un partido que no se gana por goleada; el resultado suele ser bastante ajustado. Es difícil que alguien tenga la sensación de éxito, complacencia y felicidad absolutos de manera continuada El caso es que el verdadero marcador de este partido, en la mayoría de los casos, es interno. Es esencial que reconozcamos los indicadores de lo que sí está funcionando en nuestra vida, de lo que sí estamos haciendo bien.  No ser consciente de los puntos que suben a nuestro marcador puede hacer que vayamos ganando y nos creamos perdedores o viceversa.

Os animo a que hagáis vuestra lista de CONSEGUIDOS, seguro que os lleváis una grata sorpresa.

after entry

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Comments

Trackbacks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *